SILHOUETTE - OPTICHIC FÁBRICA
16145
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-16145,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive
¿Qué te viene a la mente cuando piensas en una gafas Silhouette? Tal vez te imaginas un fino velo de tela, levantado con una suave brisa. Seguro que refleja el sello distintivo de Silhouette, su extraordinaria ligereza.

Se necesitan materias primas de primera calidad para crear una obra maestra, como el  titanio de alta tecnología de Silhouette. Cada año, utilizan alrededor de cuatro toneladas métricas de este cable de metal para fabricar gafas Silhouette. El acabado de la superficie cepillada y las líneas suaves del producto final están inspiradas en la naturaleza, haciendo que el metal se vea tan ligero como se siente al usarlo.

En 1999, las gafas sin montura más famosas de Silhouette, Titan Minimal Art, combinaron titanio de alta tecnología con tecnologías innovadoras para crear el diseño minimalista definitivo. Los materiales innovadores permitieron a Silhouette quitar todo lo superfluo: sin montura, tornillos ni bisagras, y un diseño final que pesa solo 1.8 gramos.

Además del titanio, Silhouette utiliza su propio material sintético patentado para crear diseños de gafas ultraligeras. Inventado en 1983, el exclusivo SPX ® es un material sintético de última generación que ha ayudado a introducir una nueva era de ligereza en las gafas.

Las innovadoras materias primas de Silhouette son esenciales para su ligereza característica. Sin embargo, estos materiales son solo el comienzo. Para darles vida, se necesita una artesanía excepcional. La mayor precisión y habilidad se utilizan para procesar el titanio de alta tecnología, que luego se esculpe para crear cada par de gafas para una comodidad sin igual.

La filosofía de Silhouette siempre ha sido: «Usar la fuerza interior para lograr una ligereza sin igual». Es un sentimiento que todos conocemos bien, incluso si parece una paradoja: la fuerza crea ligereza. Cuando nos sentimos fuertes mentalmente, nos sentimos ligeros de espíritu. En Silhouette, refinan materiales fuertes y duraderos hasta que se sienten ligeros como una pluma. La fusión de estos dos opuestos crea el estilo distintivo de Silhouette.