OPERACIÓN SALIDA - OPTICHIC FÁBRICA
16900
post-template-default,single,single-post,postid-16900,single-format-video,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

OPERACIÓN SALIDA

Después de tres largos meses de confinamiento los expertos recomiendan una revisión visual completa de un óptico-optometrista de cara al retorno habitual a la conducción, especialmente en el caso de tener previsto un viaje largo en coche, y la protección de los ojos frente al exceso nocivo de rayos UV.

Durante el confinamiento, que en muchos casos se está prolongando aún con el teletrabajo, se ha producido el uso masivo, convertido en abuso, de pantallas. “En general, hemos perdido la capacidad de relajar la acomodación para poder ver de lejos. Ahora, llegado el momento de recuperar una visión integral, los cambios de enfoque cuestan más. La visión de lejos es un daño colateral del confinamiento, cuando resulta obvio que ver de lejos es fundamental para la conducción”, dice José Luis Pérez-Encinas, óptico-optometrista y Product Specialist Lenses de ZEISS Vision Care España.

¿Cómo influye la visión en la conducción?
Publicado por FEDAO y Visión y Vida, el Libro Blanco de la Visión, destaca que el 90% de los españoles cree que una buena visión es imprescindible para conducir y que las personas con peor visión tienen tres veces más accidentes de tráfico que el resto.

El 83% de las personas que ya utilizan gafas graduadas son también conductores. La gran mayoría de ellos (un 72%), está interesado en contar con unas gafas de uso diario que, a su vez, puedan solucionar los retos específicos que plantea la conducción, ya que experimentan incomodidades o problemas de visión al conducir con lluvia (94%), al atardecer (88%), de noche (76%) o con niebla (74%). Las lentes ZEISS DriveSafe maximizan el rendimiento de la visión en condiciones de luz escasa, disminuyen el deslumbramiento evitando el indeseado efecto halo, y mejoran el contraste.

Cuidado con los rayos UV
Cuando empieza el calor, la población ha interiorizado la necesidad de utilizar crema solar para proteger la piel. Sin embargo, no son tan conscientes de hacer lo mismo con sus ojos. La sobreexposición a los rayos UV puede dañar los ojos y la piel que los rodea, causando envejecimiento, arrugas y, en casos severos, cáncer de piel. A largo plazo, puede causar otras enfermedades oculares, como fotoqueratitis, cataratas o degeneración macular.

Una de las formas más simples y eficientes de prevenir varias enfermedades oculares es mediante el uso de lentes con Tecnología ZEISS UVProtect que protegen hasta los 400 nanómetros, el límite que recomienda la Organización Mundial de la Salud.

Unas gafas nuevas, lo mejor para cambiar de imagen
Consciente de que la crisis sanitaria se está traduciendo también en una reducción de ingresos para muchas familias, a lo largo del verano, por la compra de unos progresivos ZEISS, se regala la segunda pareja, en un verano en el que cambiar de imagen -y cambiar de gafas es una de las mejores maneras de hacerlo- se ha convertido prácticamente en una necesidad, sin que por ello se deba renunciar a la calidad.

Una excelente opción para combinar las dos parejas de lentes es la que aporta AdaptiveSun®, lentes solares que permiten la adaptación inteligente de la tonalidad en función del nivel de exposición a la radiación UV, aplicando la tecnología basada en las propiedades fotocromáticas.